La carpintería de aluminio en Rivas se caracteriza por ofrecer múltiples ventajas. Sin embargo, elegir adecuadamente el tipo de vidrio que la complementa es indispensable, pues este se encargará de optimizar su principal funcionalidad, el aislamiento.

El principal requisito que debe cumplir el cristal de un cerramiento de aluminio consiste en dejar pasar la mayor cantidad de luz natural posible, aislando nuestra vivienda tanto térmica como acústicamente. De esta manera, aumentará nuestro grado de confort, además de reducir el gasto de la factura de la luz hasta en un 50 %. Los expertos nos recomiendan tener en cuenta dos factores claves para elegir el tipo de vidrio adecuado para la carpintería de aluminio en Rivas: el clima y las características de nuestra vivienda. ¿Conoces las opciones que existen en el mercado?

Comencemos por el vidrio de doble lámina, recomendado para ventanas exteriores por su espesor y por el elevado grado de aislamiento que ofrece gracias a este y su cámara de aire. En el caso de que el clima de la zona sea muy frío o muy cálido, debemos optar además por vidrios bajo emisivos, los cuales presentan láminas que impiden el paso de la energía al interior. Si es el ruido el que nos preocupa, debemos optar por cristales con tratamientos acústicos.

Por el contrario, el vidrio de una sola lámina está destinado a carpintería interior, ya que no cumple el grado de aislamiento necesario y no es lo suficientemente seguro.

En cualquier caso, siempre debemos optar por vidrios de seguridad para evitar accidentes. Estos cuentan con una lámina elástica invisible a la que se quedan adheridos los pequeños trozos de vidrio en caso de rotura, lo que evitará cortes.

Si aún no tienes claro qué tipo de vidrio necesitas para tu carpintería de aluminio, los profesionales de Carpintería de Aluminio Pérez Gallego te asesoramos sin compromiso, buscando tu mejor solución.