Una de las técnicas de la carpintería de aluminio en Rivas es la rotura del puente térmico. Este procedimiento se aplica con asiduidad en las ventanas de aluminio y seguro que al buscar información sobre estas te has preguntado qué significa la rotura del puente térmico. De esto hablaremos a lo largo de la entrada.

Para empezar, el puente térmico es aquella zona en la que un material transmite mejor el calor dadas sus características propias. Al ser el aluminio un buen conductor del calor, la rotura del puente térmico contribuye a evitar en la medida de lo posible esta transmisión. De ahí la importancia en la carpintería de aluminio en Rivas de llevar a cabo esta técnica en las ventanas de este material.

Una vez definido el proceso, a la hora de la aplicación se busca evitar que la cara exterior e interior de la ventana se mantengan en contacto. Con este objetivo, una pieza de material no conductor es introducido entre ambas caras. De esta manera, la transmisión de calor se reduce en gran medida, pero no es anulada totalmente, cosa que puede verse en la condensación que sufren en invierno. El material elegido para la rotura suele ser plástico, el cual es introducido entre medias en el perfil de la ventana.

Las ventajas que presenta la rotura del puente térmico son varias. Por un lado, ganamos en eficiencia energética y por otro limitamos la condensación en la ventana, lo que alarga su vida útil. Además, puede contribuir a una mejorar estética, ya que la parte interior puede tener un color distinto del exterior y hacer que no desentone con la estética propia del edificio.

Esperamos haberte servido de ayuda a la hora de conocer mejor este procedimiento. Desde Carpintería De Aluminio Pérez Gallego contamos con años de experiencia a nuestras espalda. Contáctanos.