La demanda de carpintería de aluminio en Rivas ha crecido enormemente en los últimos años gracias a las ventajas que supone instalar puertas y ventanas de este material en nuestras viviendas. Algunas de ellas son su resistencia, durabilidad, bajo coste y la gran variedad de modelos que existen en el mercado en cuanto a forma, tamaño y colores se refiere.

Sin embargo, la carpintería de aluminio en Rivas necesita un mantenimiento cada cierto tiempo que alargará notablemente la vida útil de nuestras ventanas y puertas. ¿Sabes cuál es el procedimiento correcto para mantener tus puertas de aluminio?

En primer lugar debes saber que conviene deshacerse de los adhesivos de protección de las puertas antes de pasados 3 meses desde su instalación. En el caso de exposición al sol, debes retirarlos antes.

La función principal de las puertas de aluminio es el aislamiento térmico. Para conseguir optimizarlo es necesario comprobar que las juntas de las puertas están en correcto estado y que cierran adecuadamente. Esto también evitará la humedad, pues el agua puede colarse por juntas que no estén completamente selladas.

Igualmente debes realizar una pequeña inspección visual cada cierto tiempo, comprobando que tanto los perfiles como las selladas o los vidrios se encuentran en perfecto estado. Para evitar incidentes, procura que la puerta se abra y cierre con suavidad.

Para la limpieza debes usar productos no abrasivos y paños suaves, con el objetivo de que estos no rayen el material ni el vidrio que compone la puerta. Es recomendable usar aceite lubricante para engrasar todos los mecanismos practicables: bisagras y raíles. Durante la limpieza debes prestar especial atención a los perfiles, procurando que no se acumule suciedad y evitando así la oxidación de los elementos metálicos.

Si tras realizar estos procesos notas que tu puerta de aluminio sufre algún daño, en Carpintería de Aluminio Pérez Gallego te ayudamos a solucionarlo de forma rápida y eficaz.