Desde nuestra carpintería de aluminio en Moratalaz, Madrid, podemos echarte una mano para que empieces a ahorrarte algo de dinero todos los meses. Renovar las ventanas tiene muchas ventajas, las estéticas son las más llamativas, pero, a medida que se vayan acercando los meses de frío podrás comprobar que en tu casa se está más caliente que antes del cambio. Una de las mayores ventajas de los modernos cerramientos de aluminio es sus excelentes cualidades como aislantes acústicos y térmicos.

Con el paso del tiempo las viejas ventanas seguro que se han desencajado un poco dejando pequeños resquicios junto a las bisagras o por la parte superior por los que, en los días fríos del invierno, se te escapa el calor de la calefacción de forma que es casi imposible mantener una temperatura agradable en el interior de la vivienda.

Hace algunas semanas te explicamos en otro artículo que en nuestra carpintería de aluminio en Moratalaz, Madrid, empleamos estructuras con tecnología especial para romper el puente térmico y evitar que el calor de la calefacción se escape a través de las ventanas cerradas. Esta tecnología, hace apenas unos años, era prácticamente inexistente, por lo que si las ventanas que tienes instaladas actualmente en tu casa tienen más de 15 años, probablemente estás perdiendo calor a través de ellas.

Si consultas en Internet encontrarás decenas de páginas que te recomienden poner burletes en las ventanas, pero, créenos, eso no te va a solucionar el problema y vas a seguir derrochando el dinero de la calefacción. Tu verdadera solución pasa por renovar llamar ahora mismo a la Carpintería de Aluminio Pérez Gallego y renovar completamente los cerramientos  de tu casa.